h1

Despiértese. Levántese. Putéese.

Viernes, julio 13, 2012
Ayer dijiste que mañana

Ayer dijiste que mañana


I am Jack’s wasted life.

Estoy puteado. Estoy irritado. Estoy dormido en un mundo de despiertos. Estoy metido en una red de mediocridad, que no logro romper, una que sacó con mecate al mae mediocre que llevo dentro. El que se duerme sin anotar, en una servilleta o en la pantalla, lo que quería escribir. El que no peleó más en el trabajo. El que no va al gimnasio por ver el mismo episodio de siempre. El que no ha terminado de leer como ser niño por siempre, gracias a un tambor de hojalata. Ese. Ese flacucho, templón, mediocre, miedoso y vagabundo tipejo. Juro que lo voy a exterminar a punta de balazos primero, y lanzallamas después. Nadie sabrá nunca donde enterré el cadáver.

I am Jack’s cold sweat.

Estoy frustrado, con la visión nublada. Sin respuestas para las preguntas incisivas, majaderas y necesarias del mundo, ni para las retóricas e inútiles que hago en monólogos. Sin vigas ni bloques para construir un edificio significativo, que perdure, que cuente una historia hoy y en 100 años. La energía me permite mover la pierna sin cesar, mareando a mi tobillo, como un resorte que brinca y vuelve a 100 km/h. Pero no me hace moverme, tomar un lápiz 2B y diseñar un plan que valga la pena.

I am Jack’s broken heart.

Estoy desolado; desperdicio días de mi vida que no volverán. Lamentándome en una inservible autocompasión que también morirá con ese tipejo. De ella quedará una estela mielosa, amarilla y grotesca. Estoy odiándome por no actuar, ni en una obra personal. Estoy irritado con los demás, explotando contra quien ose entrar a mi penumbra y hacer interrogantes de “¿Cómo estuvo el día?” o “¿Dónde andaba?” como si ellas fueran las culpables…

I am Jack’s raging bile duct.

Como le dije, estoy puteado. Soy violento y colérico. Kill Bill teñido de rojo, con música de alarma, Joe Pesci vuelto loco en un bar, matando a alguien con un lapicero. Soy su impulso demente y perturbado, el temblor después de decapitar y apuñalear, el asesino de adentro, pero sin atrevimiento de nada. Es decir, un sicario destinado al fracaso. Bueno, al menos ya se quién debe ser mi primera víctima. Solo necesito elegir el arma. My weapon of choice.

I am Jack’s smirking revenge.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: