h1

Hackers del .com

Lunes, noviembre 24, 2008

Hacker

Leía con enojo como el Gobierno de los Estados Unidos inactivó dominios de Internet que son cubanos o guardan alguna relación con Cuba. En este caso el censurado es un agente de viajes inglés, que manejaba las reservaciones en los sitios. Pero al parecer eso enoja a Tío Sam, pues existe la posibilidad de que algunos gringos se vayan de parada al Malecón o a fumarse un habano, y “rompa” el embargo con Cuba, que funciona desde hace más de 40 años. Ante tal “peligro”, mejor cierran el sitio, no importa a cuántas soberanías y leyes le pasen por encima.

“¿Cómo es que sitios web pertenecientes a un nacional británico y operando a través de una agencia española de viajes pueda verse afectada por las leyes de los EE.UU.?” se preguntaba indignado Steve Marshall, el afectado por esta arbitrariedad. (Incluso sitios artísticos) Clara censura. Ya otros famosos sufrieron alguna persecusión de esta oficina.

“La compañía del Sr. Marshall había ayudado a que norteamericanos evadieran las restricciones de viajes hacia Cuba” y era “generadora de recursos empleados por el régimen cubano para oprimir al pueblo” fue la ridícula respuesta del Departamento del Tesoro, gestor de la opresora lista negra. Lo peor es que se pronunció así 3 años antes de censurar los sitios. Lindo el poder gringo.

Así que, con tales reglas de juego, con un Internet cada vez más democrático, propongo que nazcan hackers del .com. Gente hábil, genia y desestabilizadora del edificio estadounidense que domina los dominios vendidos en el mundo. No vaya ser que en censuren las páginas “antigringas“. Ya existen demandas que sientan un precedente, por censura ocurrida contra literatura.

Más allá de varias posibilidades de obtener dominios gratuitos, no se debe permitir una censura de este tipo, peligrarían datos valiosos de Internet que informan. La tierna afirmación de “nadie es dueño de la red” quizás no sea tan cierta. Si hay alguien con tendencias al Big Brother, ese es el Gobierno yankee. Así que bueno ya lo saben hackers, invadan el Departamento del Tesoro, invaliden los trámites censuradores, y que la lista negra pierda su fuerza. Se debe crear alternativas ante la ICANN. ¿Sugerencias?

“Los hackers no suscriben el lema de que ‘el tiempo es dinero‘, sino más bien el adagio de que ‘mi vida es mi vida‘. Y ahora, sin lugar a dudas, se trata de vivir nuestra vida de forma plena y no como una depauperada visión de segunda categoría”; escribe Pekka Himanen al presentar La ética del hacker. Esa misma segunda categoría es a la que los sistemas gringos, más de una vez, quieren conducir al resto.

Anuncios

One comment

  1. Articulo muy interesante, me quede un poco sorprendida dandome cuenta de que no hay peor cosa que la censura…sobre todo en una democracia que quiere luchar contra el mal.
    Saludos,
    Caroline



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: