h1

Nuestro diario de cada día

Lunes, octubre 20, 2008

Niño foto

“¿Tiene noticias?” preguntaba Samuel Morse en 1833. Lo mismo parece que le preguntan ahora a los vecinos de Ulsan en Corea del Sur, ciudad que aporta voces al popular medio digital de “periodismo ciudadano” Ohmny News.

El crecimiento de esta nueva especie de periodismo en todo el mundo disparó las alarmas de los medios de comunicación. Y frunció el ceño de los profesionales del campo, que ven amenazas en esta nueva competencia. De la mano del desarrollo tecnológico y de Internet, nuevas formas de comunicación emergieron como propuestas frescas e innovadoras.

Los internautas se ven reflejados en el nuevo universo de la comunicación. Una de las conclusiones de Shayne Bowman y Chris Willis, en “Nosotros el medio”, es que Internet lleva a sublimes niveles el fenómeno de globalización sin perder el sentido autóctono, nacional. “Globacional”. Los comunicadores de la red presentan su mensaje a millones de personas alrededor del globo, manteniéndose atraídos a la pertenencia nacional.

El sentido cultural – en peligro de extinción en nuestros días – marca el camino en las comunicaciones. Es en ciertos blogs y páginas donde un grupo cultural puede ver su información, verse reflejado, y aportar de maneras inexistentes en el periódico más grande o en el canal que siempre está con usted.

Justamente el futurólogo Watts Wacker aborda el asuntico con claridad: ‘la pregunta no es sobre mayor personalización, sino sobre mayores perspectivas’. Las distintas visiones en las red aumentan a paso revolucionario. Cualquier con una conexión, una computadora, y un poco de talento puede ser conocido. Crean el poder de la comunidad, de la red. Al cual todos quieren pertenecer.

Incluso los tradicionalistas están cuestionando la practicidad de la objetividad. En “The Elements of Journalism”, Bill Kovach y Tom Rosenstiel escriben: “El concepto de objetividad es tan escurridizo que ahora normalmente es usado para describir cada problema que debía corregir”.

En estas comunidades los roles del periodismo variaron, así como el papel de los medios. Nuestras vidas “medio-céntricas” cambiaron para siempre, al igual que las maneras de aprender en el mundo. La discusión sobre lo que es buen periodismo se mantiene, pero el matiz cambió. Se publica, luego se filtra. Se lee, luego las comunidades, las redes sociales –dioses online– criticarán.

Anuncios

One comment


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: