h1

Nativo de algún lado

Miércoles, agosto 20, 2008

Autobio

Hello my name is Costa Rica. Se me quedó esa frase desde hace un tiempo cuando la vi en la camiseta de un tipo que entró a mi casa.

Dicho eso, un par de datos importantes. 21 años. Vivo en Costa Rica. No soy pobre, no soy rico y por ahí ando en el medio. Trabajo en Canal 15 de la UCR como periodista y productor. He tenido acceso a una computadora desde hace años, pero en mi casa todo se fue al carajo (no vaya a COCOCO) y la laptop de emergencia ya no da más. Ahorita estoy sentado frente a una orgásmica Mac con fallos. Me pidieron una autiobiografía ligada a algunos textos. Así que mis pensamientos íntimos se quedarán para otra noche.

Igual que el autor de Nativos e inmigrantes digitales y el peligro del pensamiento único, no me creo todo el cuento de Marc Prensky. Pero me creo parte. Mama y yo entendemos el mundo de formas distintas. En parte por las cualidades de la tecnología que yo idolatro. A veces me inflo el pecho y me siento nativo digital. Pero al hablar con un ingeniero en sistemas, al asistir a un taller sobre información en Internet, o al leer ese post; el panorama cambia.

“Nativo” significa natural a, innato. ¿Internet es innato a mi ser? ¿Soy como un pez en el agua al pasar mis dedos por las teclas y el mouse? Posno. Si bien me siento cómodo y mi adicción crece, no manejo todos sus portillos.

¿Entiendo como funciona todo lo que hago frente a la pantalla? ¿Manejo el increíble lenguaje en el que escribo estas líneas? No todo. Y al ser así, categorías como inmigrantes y nativos digitales pecan de cajoneras. El abuso de metáforas digitales puede hacer miope la investigación sobre Internet y uso de TICs, apenas en su niñez. Vale la pena estudiar esas diferencias tan marcadas entre Mama y yo a la hora de desenvolvernos con aparatejos. Pero el definir a toda una población afín a las tecnologías, es una peligrosa generalización. Al igual que descartar a otra. La educación de estas nuevas generaciones varía como es lógico, y se debe sacar el provecho a la nuevas herramientas. Pero el distanciar al educador como un arcaico atrasado es un grave error.

Internet y las nuevas tecnologías son unos de los fenómenos sociales más trascendentales de mi época. Yo formo parte del tsunami. Pero no como una ola, si no como una isla que intenta adaptarse a las nuevas mareas. Al igual que Mama viendo su correo o algún video de las Olimpiadas…

Anuncios

5 comentarios

  1. Manuel, tengo probablemente la misma edad que tu madre, un comentario que dejé hace ya mucho en el post que linkeas sobre nativos e inmigrantes hizo que cocomment me trajera hasta esta isla.
    Estoy de acuerdo con vos en que categorías como inmigrantes y nativos distancian. En definitiva *todos* tenemos que seguir aprendiendo.


  2. gracias Gabriela por el comentario. si, efectivamente parte de nuestro reto -como periodistas y como personas- es seguir aprendiendo de las nuevas tecnologías y como las usamos en nuestro oficio.
    (tiene 56 ella.)
    saludos.


  3. yo, 49.
    Mucha suerte, Manuel, con tu blog y con tu profesión.


  4. Muchísimas gracias Gabriela, suerte a vos también en todo lo que hagás. Pura vida y nos vemos por ahí…


  5. […] en servilletas, poemas olvidados e inquietudes fantasmas rondando mi cabeza. (¡Uy que gangón este mae!) Sin lecturas de la U de por medio. Sin análisis de estudios en la retina. Solo […]



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: